Portada OcioGastro 5 consejos para comprar vino en épocas de cuarentena

5 consejos para comprar vino en épocas de cuarentena

Maria Lucia Thomas
5 consejos de cuarentena

A la hora de ir a comprar un vino, mi primera recomendación es ir a una vinoteca que les genere confianza y puedan preguntar mucho. Ahora, ¿Cómo hacemos en esta época en la que el aislamiento social es obligatorio y posiblemente las vinotecas estén cerradas? Lo ideal es contar con algo de conocimiento propio para poder hacer uno mismo la elección.

Idealmente, buscaremos alguna forma de elegir el vino con anterioridad; puede ser entrando en el sitio web del lugar al que van acudir (supermercado, mercado, vinoteca que vende otros insumos) o en alguna aplicación de las que hacen reviews de vino. Esto dará mayor disposición de tiempo y, por ende, no se deberá pensar demasiado cuando acudas al lugar.

En caso de ser posible, paguen y pidan que sea enviado por delivery. Salir en estos momentos debería ser la última opción, y solo si es que salen a comprar otras cosas de necesidad básica. Aprovecharemos ahí para hacer la compra del vino que acompañará y hará más placentera nuestra comida.

Ahora sí,

5 consejos a la hora de elegir el vino:

  1. Para comenzar
Blanco o Rosado

Vinos blancos o rosados son la mejor opción. Son más amables al paladar y, en general, son de menor contenido alcohólico. Si prefieren tintos, entonces la cepa Pinot Noir también resulta una buena variable.

  • ¿Qué tipo de bebidas o alimentos me agradan más?
Con o sin leche

Si suelen ir por cosas sin azúcar, infusiones sin leche y frutas cítricas, entonces seguramente estarán más a gusto con vinos de estilos más secos, de mayor acidez y de menor untuosidad.

Es un perfil que se da muy bien en zonas de elaboración más frescas (como en regiones de Francia y Alemania, en Marlborough y Central Otago de Nueva Zelanda y en el Valle de Casablanca de Chile) y de gran altitud (como el Valle de Uco en Mendoza, Argentina).  En cuanto a cepas; en blancos la Sauvignon Blanc y, en tintos, la Pinot Noir.

Para aquellos más relacionados con alimentos y bebidas dulces, infusiones con leche y los frutas de carozo, recomendaría vinos de menor acidez, más untuosos y con una sensación de mayor dulzor.

Podrían ser vinos dulces per se (los de postre) o los que solo dejan una sensación dulce en boca que son los elaborados en zonas más cálidas (Gisborne y Hawke’s Bay en Nueva Zelanda, la mayoría de las regiones de Australia, el Valle del Maipo en Chile, Lujan de Cuyo en Argentina y California en Estados Unidos). En cuanto a cepas, la blanca ideal sería la Chadonnay y la tinta podría ser un Malbec o un Cabernet Sauvignon.

  • ¿El vino acompañará qué ocasión?
Vino a solas

¿Estás en cuarentena sola/o o en familia?

Si estás sola/o, podrás ser aventurera/o y elegir más arriesgadamente. Aprovechá. Usalo como un momento de aprendizaje. Probá cepas nuevas, vinos de regiones que nunca probaste, estilos nuevos.

Ahora, si estas en familia, vas a tener que tener en cuenta sus gustos también. Recomiendo algo intermedio. Un vino seco (blanco o tinto), de graduación alcohólica moderada (13%) y, en lo posible, de baja presencia de taninos (guíate con la descripción) será una buena opción.

Ejemplos de esto serían: si es un blanco, un Chardonnay con paso por roble (los amantes del vino tinto también suelen apreciar un Chardonnay estructurado). Si es rosado, en general puede ser cualquiera (asegúrense que no sea dulce, a menos que busquen eso) y si es un tinto, un Pinot Noir, o un Cabernet Franc o Merlot delicados.

¿Se tomará acompañando una comida o solo?

Si acompaña una comida, a grandes rasgos, los vinos blancos suelen ir mejor con gustos más delicados: carnes blancas, métodos de cocción menos invasivos, pastas y arroces con salsas livianas, y frutos de mar. Una excepción sería la comida asiática, que picante, también suele ir bien con blancos por resultar más frescos.

En caso de preparaciones a la parrilla, carnes rojas, o pastas y arroces con salsas importantes e intensas, son los vinos tintos con presencia (con paso por roble) la mejor opción.

Ahora, si el vino se toma sin acompañamiento, pues entonces vale la pena volver a esos vinos más delicados para no cansar fácilmente el paladar.

Son los vinos jóvenes, con poco o nada de paso por roble que están pensados para tomar en los primeros años de vida, en general, los más adecuados para esta situación. (La descripción de la página web suele mencionar los años de guarda.)

  • Rango de precio
Precio – Valor

La noción de que a mayor precio mejor calidad está muy arraigada pero no siempre es real. Existen muy buenos vinos en rangos de precio muy accesibles. Para tener en cuenta, los vinos jóvenes de un mismo elaborador siempre son más económicos. Esto es porque su método de producción varía y no deben estacionarse; eso no quiere decir que su calidad baje. Además, bodegas más chicas, de menos renombre suelen tener ejemplares igualmente excepcionales a precios menores.

  • El momento de ir a buscar o efectuar la compra en directo.
Momento de compra

Si pueden, vean que la botella este en buen estado, que no haya sido expuesta a focos de luz, en caso de que sean de guarda que estén acostadas, y que los corchos naturales sigan húmedos. Todas estas prácticas sostienen o deploran la calidad del vino.

Además, si un vino está en promoción, siempre piensen el por qué. Muchas veces se trata de vinos muy viejos que no soportan tanto tiempo. Como regla general; vinos blancos de bajo precio y rosados no deberían tener más de un año. El vino más antiguo muchas veces no es el mejor, como se cree. Va a depender si ha sido elaborado o no con ese objetivo.

Y recuerden que la mejor forma de cuidarnos es saliendo lo menos posible. Así también cuidamos al otro. En caso de ser necesario salir, respetar las medidas de seguridad sanitaria.

Mientras tanto, nos quedamos en casa y «descorchamos» un vino.

Artículos relacionados

Comente